Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Hipster se queja en revista por usar su foto para sugerir que todos los hipsters tienen el mismo aspecto, y luego descubre que la foto era de otro hipster

Hipster se queja en revista por usar su foto para sugerir que todos los hipsters tienen el mismo aspecto, y luego descubre que la foto era de otro hipster
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página




Normalmente, un titular como “El efecto hipster: por qué los anticonformistas siempre terminan luciendo igual” provocaría muchos ojos en blanco en ciertos círculos.

Sin embargo, se vuelve más intrigante cuando uno se entera de que la hipótesis descrita en el artículo fue probada por una serie de hilarantes eventos posteriores a la publicación, que reforzaron aún más los hallazgos del documento.

A fines de febrero, la revista MIT Technology Review emitió un breve resumen de un trabajo de investigación de 34 páginas de estudios de modelos matemáticos en la Universidad Brandeis en los Estados Unidos; el documento esencialmente postulaba que, en un intento por hacer esa “declaración contracultural” tan importante, los hipsters pueden terminar pareciéndose.

Acompañando el artículo había una imagen de stock editada de un millennial genérico con una camisa a cuadros y un gorro de lana, o “atuendo invernal de moda”, como dijo Getty.

El editor en jefe de la revista MIT, Gideon Lichfield, recurrió a Twitter para contar una “fábula” sobre lo que sucedió luego que se publicara el artículo:

“Recibimos rápidamente un correo de un hombre furioso que afirmaba que era el tipo en la foto que se publicó con la nota. Nos acusó de difamarlo, presumiblemente al insinuar que era un hipster, y de usar la foto sin su permiso (tampoco fue muy elogioso con el artículo).”

Lichfield continuó:

“Ahora, por lo que sé, llamar a alguien hipster no es una calumnia, por mucho que lo odien. Sin embargo, nunca usaríamos una imagen sin la licencia o el modelo adecuado. Era una foto de archivo de Getty Images. Así que sí comprobamos la licencia”.

Dijo que la licencia estipulaba que si la imagen se utilizaba “en relación con un tema que sería poco favorecedor o demasiado controvertido para una persona razonable (por ejemplo, enfermedades de transmisión sexual)”, debía quedar claro que la persona era un modelo.

Lichfield señaló que no creía que llamar a alguien hipster fuera “poco halagüeño o excesivamente controvertido”, pero se puso en contacto con Getty para estar seguros.

El gigante de las fotos de archivo comprobó los permisos del modelo y… ¡Sorpresa! El tipo de la imagen ni siquiera era el mismo que se quejaba. “Se había identificado en forma incorrecta”, dijo Lichfield.

“Todo lo cual simplemente prueba la historia que publicamos: los hipsters se parecen tanto que no pueden ni siquiera diferenciarse”.




|Periodismo

Déjanos Tu Comentarios

Close