Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

S3x0 y drogas sin control: Chemsex, la nueva y peligrosa moda del ambiente gay

S3x0 y drogas sin control: Chemsex, la nueva y peligrosa moda del ambiente gay
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página




Puedes estar varios días practicando sexo sin parar y con muchas personas a la vez”. Quien así se expresa es un fanático del Chemsex (Chemical sex. Sexo químico), una nueva y peligrosa moda que se está extendiendo sobre todo en el ambiente gay. Se trata de practicar sexo y consumir drogas durante días sin ningún tipo de control.

chemsex

El término Chemsex se ha popularizado últimamente después de que Will Fairman y Max Gogarty estrenaran en Vice un documental, que “explora las vidas y hazañas de un grupo de hombres que toman parte activa en el estilo de vida del Chemsex y de aquellos que han sobrevivido a ello”.

“Esta palabra se utiliza en Reino Unido para describir el sexo intencional bajo la influencia de drogas psicoactivas, sobre todo entre hombres que tienen relaciones con hombres”, una conducta que es muy peligrosa, advierten Hannah McCall, Naomi Adams y David Mason, autores de una información publicada en la revista médica British Medical Journal.

Según informa diario El Confidencial, el uso de drogas (sobre todo mefedrona, GHB, GBL, metanfetaminas y cristal, sobre todo) espolean la excitación y provocan una sensación de falso entendimiento con otras personas que participan en la orgía.

“La tormenta perfecta”

Sin embargo, este comportamiento aumenta considerablemente el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual.

De hecho, la media de estos encuentros es de cinco parejas por sesión y el sexo sin protección es “lo normal”, algo que para autores como Tony Kirby es “la tormenta perfecta para la transmisión del sida y de la hepatitis C”.

Los expertos, incluso, alertan de casos “de paranoia, pérdida de memoria y psicosis. Hay dos perfiles de consumidores de estas fiestas: chicos muy jóvenes y precuarentones”; y el riesgo es muy alto para ambos grupos.

Una moda que aterriza en España

Por otra parte, aunque la moda del Chemsex se inició en Estados Unidos, pasando posteriormente a Europa a través de Gran Bretaña, esta práctica ya se está asentando en España, y más concretamente en grandes ciudades como Barcelona (Gayxample) o Madrid (Chueca).

Tal y como señala el periódico El Mundo, estos encuentros suelen realizarse en apartamentos privados, que son el reducto donde se realizan las orgías químicas y sexuales.

Juntar sexo y drogas no es nuevo. Sí lo es, sin embargo, hacerlo de forma compulsiva durante dos o tres días seguidos, con un consumo de estupefacientes en altas dosis y con una alta frecuencia, y mediando sexo duro, pasional, sin preservativo y con varias parejas, advierte Fernando Caudevila, portavoz de Energy Control.

“Además de la adicción a las drogas, supone una posible vía de contagio de infecciones de transmisión sexual (ITS). Por supuesto es una conducta irresponsable”, sentencia Caudevila.

De hecho, el consumo de las drogas sintéticas hace que se pierda la percepción del peligro y por tanto desciende el uso del preservativo, aunque, con unas prácticas tan irresponsables de sexo duro y continuado,¿qué garantiza que el uso del preservativo vaya a ser efectivo?

Muchas de estas personas comienzan como una broma, con un ‘voy a probar’, pero luego se quedan enganchadas y se vuelven adictas”.

Además, los participantes en este tipo de sesiones privadas no suelen acudir a la red de atención de drogodependencias, porque consideran que no responden al perfil clásico del toxicómano adicto a la cocaína o la heroína.

Mandatory Credit: Photo by Sipa Press/REX Shutterstock (165662a) METHAMPHETAMINE 'ICE', DERIVATIVE OF SPEED, HIGHLY ADDICTIVE DRUG SWEEPING HAWAIIAN ISLANDS, AMERICA - 1989

El perfil del adicto al Chemsex

Pero, ¿cómo son quienes lo practican? “Normalmente es gente que sale mucho o vive la noche de forma muy intensa. Los hay de todas las edades, pero podría hablarse sobre todo de hombres de 20 a 45 años”, explica Caudevila.

QUIZAS TE INTERESE ESTE TEMA : VÍDEO: Youtuber famosa por realizar campañas antidrogas murió de sobredosis

Todas las organizaciones que trabajan en este ámbito del sida y las enfermedades venéreas advierten que fenómenos sociales como el Chemsex pueden estar calando más ahora que antes, ya que los jóvenes han bajado la guardia ante el contagio del sida.

Han perdido el miedo, creyendo que esto [la infección] se resuelve con unas pastillas y listo -dice Caudevila-. A diferencia de las generaciones que les preceden, que vivieron los estragos del sida, no sienten el VIH como algo próximo, pero lo cierto es que tampoco tienen en cuenta el riesgo de hepatitis C”.

La fiesta suele empezar bien entrada la noche y después de algunas copas en un bar o en la discoteca. En los apartamentos donde se celebra no falta ni la música electrónica, a todo volumen, ni por supuesto el alcohol. La herramienta más común para dar publicidad a estos encuentros es Grindr, una aplicación móvil dirigida a la comunidad gay masculina con más de siete millones de usuarios. El interesado debe tener activada la opción de geolocalización, concretar la cita y recibir el visto bueno del organizador. Sólo se entra por invitación. La madrugada, las ganas de fiesta y la celebración de chill outs hacen el resto.




Déjanos Tu Comentarios

Close