Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Impresionante : 10 Métodos Para Planchar Tus Ropas Sin Usar Plancha

Impresionante : 10 Métodos Para Planchar Tus Ropas Sin Usar Plancha
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página




Una de las tareas más dificil, aburrida y sofocante que uno hace en el hogar es la de planchar las ropas. Pero lo peor es si te encuentras de viajes o un sitio cualquiera y no andas con la plancha de la casa (que generalmente NADIE anda con ese electrodoméstico).

planchar

Aquí te dejo 10 Métodos Impresionantes Para Planchar Tus Ropas Sin Usar Plancha.

#1 Plancha de pelo para los detalles de la ropa
Usa una plancha para el cabello. Por lo general, estas se utilizan para rizar el cabello. Sin embargo, también se pueden utilizar para planchar al menos una pequeña parte de tu ropa. Una plancha te puede servir muy bien para llegar a zonas que muy difíciles de planchar, como es el cuello y los puños de una camisa.
También resulta útil que las placas de la plancha puedan presionar la ropa, ya que eso significa que aplicarán calor más directo que una secadora de cabello.
Asegúrate de limpiar la plancha primero. Si dejas productos para el cabello en la plancha, como laca, podrías estropear la ropa. Ten en cuenta que los productos podrían transferirse de tu cabello a la plancha cuando la usas.
Podrías quemar tu camisa si presionas la plancha contra la ropa por mucho tiempo, así que ten cuidado.  Por eso, la plancha debe estar igual de caliente que cuando te la pasas por el pelo.

 

#2  Utilizar el vapor de la ducha caliente
Este truco es ideal para hacerlo mientras te duchas, se necesitan 15 minutos para que la ropa quede sin arrugas. Cuelga la ropa en el baño y mientras te duchas con agua caliente, el vapor suavizará las arrugas. Cierra bien el cuarto de baño (cuanto más pequeño sea, mejor) para que no haya fugas del vapor (cierra las ventanas y bloquea el espacio debajo de la puerta).  Necesitarás unos 15 minutos de vapor para deshacerte de las arrugas.

Pon la ropa tan cerca del calor y del agua como sea posible sin que se moje, y hazlo solo con las blusas de seda o telas finas, este truco no funciona con prendas de telas gruesas.
#3   Aerosoles anti-arrugas
Los aerosoles anti-arrugas son una de los métodos más eficaces para tener la ropa libre de arrugas sin usar la plancha. Se obtiene buenos resultados particularmente con las prendas de algodón, solo tienes que rociar un poco del aerosol sobre la prenda mientras está húmeda, sacudirla para extenderla y tenderla para que se seque.

No debes utilizar un aerosol para eliminar arrugas en telas delicadas como la seda, ya que podría quedar una mancha. Prueba el aerosol en un pedazo pequeño de la prenda antes de rociarla por completo.

También puedes hacer aerosoles caseros con agua y un poco de vinagre. Ponlo en una botella con atomizador y rocía la ropa arrugada solo un poco. Si pruebas con vinagre, recuerda que podría dejar un olor en la ropa. En lugar de vinagre, podrías agregar una pequeña cantidad de suavizante al agua. Mantén una botella en tu escritorio en el trabajo para dar retoques rápidos antes de una presentación o en tu carro si vas en un viaje largo.

#4 Secador de pelo (Blower)
Nuestra infaltable herramienta de belleza puede ser la solución para quitar las arrugas de la ropa.   Es necesario humedecer primero las áreas más arrugadas de la prenda (No la empapes, simplemente debes asegurarte de que esté un poco húmeda, tal vez podrías usar una botella con atomizador), cuélgala en una percha y seca la prenda con el aire más bajo del secador del cabello a una distancia prudencia (a unos 5 cm o 2 pulgadas) de distancia de la ropa para que no la calientes demasiado.

 

#5 Colgar la ropa en perchas
Este es un truco que funciona muy bien para evitar las arrugas en las camisetas, sudaderas, abrigos y camisas. Una vez que terminas de lavar la ropa, sacude las prendas para extenderlas y luego cuélgalas en una percha.

Si vas a secar algún T-Shirt (o Polo), muchas veces es aconsejable que lo pongas en la pelcha de forma al revés, porque generalmente cuando se secan en una percha se les forman los dos extremos de la percha los cuales sobre salen mucho.

 

#6 Usar la secadora de ropa
Coloque la ropa dentro de la secadora junto con un calcetín húmedo o con un cubo de hielo para que humedezca sutílmente el resto de la ropa y activa el ciclo por espacio de 15 minutos. Ni bien termine el ciclo tienda la ropa.

Cuelga la ropa justo después de sacarla de la secadora para que las arrugas no se vuelvan a formar. También puedes ponértela de inmediato. Si dejas la ropa en la secadora por mucho tiempo después de que termine el ciclo de secado o la arrojas en un cesto de ropa, es probable que las arrugas se vuelvan a formar.

 

#7  Vinagre para quitar las arrugas
Si algo nos faltaba decir de los usos del vinagre en el hogar era esto: las arrugas de la ropa se pueden quitar con vinagre. Llena una botella que tenga una tapa rociador con una parte de vinagre y tres partes de agua. Rocía las arrugas de la prenda con esta solución, luego cuelga la prenda al aire libre y déjela secar.   Recuerde no usar mucho vinagre, porque es posible que se quede dicho olor penetrado en la ropa.

QUIZAS TE INTERESE ESTE TEMA : 10 USOS DEL AGUA OXIGENADA, TANTO PERSONAL COMO EN LA LIMPIEZA

#8  Usar un colchón
También se pueden quitar las arrugas de la ropa poniendo las prendas debajo del colchón. Pero claro, hay una forma de hacerlo, no es así nada más: Envuelve las prendas enrollándolas de forma individual y colócalas debajo del colchón durante al menos una hora, al sacarlas verás que las arrugas que quedan son mínimas. Las puedes terminar de planchar con la plancha de cabello (Consejo #1).

#9  Olla caliente
La misma olla que usas para hervir la pasta te puede servir para quitar las arrugas de la ropa. Coloca a hervir agua en la olla, una vez que haga ebullición tira el agua y pasa la base caliente de la olla sobre las arrugas de la prenda. ¡Será como si estuvieras planchando!      La desventaja de este método es que debes tener cuidado de no quemarte ni la ropa. Además, el calor será inconsistente porque la olla podría enfriarse rápido y tiene una forma circular.

#10   El Método Antiguo
De último les presentamos un método ya olvidado, pero que nuestros antepasados lo utilizaban mucho.    Si te encuentras en un sitio, donde no haya ni plancha, ni electricidad, ni aereosol, ni nada parecido, entonces con este método, aunque es cansón y trabajoso, es efectivo si tienes paciencia.   (Claro está, esto trabajaría mejor en una ropa fina).     Coloca tu prenda encima de una cama, y procede a frotarte las manos fuertemente hasta que se sientan caliente.  Luego pasa las manos por cada parte de la prenda que esté arrugada.   Notarás el cambio.     Claro, no vamos a esperar que tu falda o camisa quede planchadita como si saliera de un laundry, pero algo es algo.

 

 




Déjanos Tu Comentarios

Close