Las leyes más ridículas del mundo

Las leyes más ridículas del mundo
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página




Tal vez estemos en 2017, pero algunas de las anticuadas y francamente extrañas leyes que siguen vigentes a lo largo de todo el mundo harían que piensas lo contrario. Desde prohibiciones de lo que uno puede decir acerca de la realeza, hasta la prohibición de la goma de mascar y el agua mineral, hay una gran variedad de maneras inusuales de quebrantar las normas. Casi suficiente como para querer tener siempre cerca un abogado.

Las legiones de fans de las selfies tendrán que mantenerse bajo control cuando vean tigres en Nueva York. Aquellos que intenten sacarse una foto con un tigre enfrentan una multa de USD 500. La medida fue introducida por la legisladora de Manhattan Linda Rosenthal para prevenir el maltrato. Por otro lado, si viajás a Singapur, evitá llevar goma de mascar. El país parece tener una obsesión particular con el chicle, prohibiendo totalmente su importación. Es más, cualquier chicle que pase por el país en el camino a una nación vecina debe ser transportado bajo llave. El intento de contrabandear unos Beldent en Singapur enfrenta una multa de 100.000 dólares o prisión de hasta dos años. En otras palabras, dejá el chicle en casa.

Tené mucho cuidado con tus palabras si visitás la isla de San Cristóbal. El uso de lenguaje explícito en público es ilegal, y le costó a la banda 50 Cent una bonita multa de USD 1.100. Y si de vocabulario se trata, en Dinamarca hay una lista de alrededor de 7.000 nombres de bebés aprobados por el gobierno. Los padres que deseen dar a su hijo un nombre que no aparece en la lista, deben solicitar un permiso, y el nombre debe ser revisado por el Departamento de Investigación de Nombres de la Universidad de Copenhague. Aproximadamente el 20 por ciento de las solicitudes de nombres se rechazan cada año.

En Tailandia está prohibido decir cosas negativas sobre el rey o cualquier miembro de la familia real, incluidos los monarcas fallecidos. La llamada ley de “lèse majesté” hace que sea ilegal difamar, insultar o amenazar al rey, la reina y otros reyes. Hacerlo puede resultar en una sentencia de prisión que oscila entre 3 y 15 años, convirtiéndola en una de las leyes más duras del mundo.

Si vas a Nigeria ni se te ocurra llevar agua. En un esfuerzo por proteger a los fabricantes locales, la nación africana prohíbe la importación de agua mineral, y multan a quienes violan la ley. Por otro lado Georgia tiene una serie de leyes extravagantes y anticuadas, incluyendo una que prohíbe a la gente llevar helado en un bolsillo trasero. Si bien la práctica suena extremadamente sucia, fue alguna vez una manera popular de robar caballos. El helado atraía al animal a seguir a quien lo llevara, y así los ladrones se llevaban los caballos sin llamar la atención.

Desde 1969 el lema turístico de Virginia ha sido “Virginia es para los amantes”. Pero resulta que eso no es del todo exacto. El estado sigue teniendo una ley que prohíbe a las personas solteras tener relaciones sexuales, así que si no estás casado legalmente, tener relaciones sexuales es un delito menor Clase 4.

El Suiza, colgar la ropa lavada está prohibido los domingos, así como cortar el césped. Y ni se te ocurra pensar en reciclar un domingo. Y jamás te saques la remera en Tailandia, donde es ilegal conducir sin ropa en el torso, y pueden multarte si te agarran haciendo topless al volante.




|Periodismo

Déjanos Tu Comentarios

Close