¿Cómo pedir perdón tras ser infiel con 10 canciones?

¿Cómo pedir perdón tras ser infiel con 10 canciones?
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página




“Todos los hombres son infieles” Esa es una sentencia que puede pecar de generalizadora, arbitraria, injusta y hasta androfóbica. Sin embargo, ha sido el escudo bajo el cual, millones de mujeres se han sentido desencantadas de las promesas románticas y han optado por la soltería o, incluso, han justificado sus propias acciones desleales. Así, la infidelidad se convierte en un ejercicio común que nadie se siente capaz de señalar.

 

Pero digan lo que digan, la infidelidad apesta. Termina con la confianza, rompe los lazos y lastima a quien se dice amar. Es una especie de tortura que se ejerce con toda la alevosía del Universo; las tácticas del engaño precisan de una meticulosa planeación, la mentira necesita del envolvimiento emocional, la hipocresía. El socorrido “más vale pedir perdón que pedir permiso” se vuelve una ruta de escape segura y, entonces, cuando se ha saciado el deseo de estar con alguien más, lo único que queda es pedir perdón.

 

Esto es un poco lo que ocurrió con Beyoncé y Jay Z, una pareja emblemática en el mundo de la música. Aunque siempre ha mantenido su relación al margen de la opinión pública, hace unos años, la cantante confesó en una entrevista con Oprah: “Tenía 18 cuando recién lo conocí, 19 cuando comenzamos a salir. No había ningún apuro. Nadie esperaba que me casara”.

 

Contrario a todos los pronósticos, se casaron en el 2008 y para el 2012 tuvieron a su primer hija, apenas hace unos meses anunciaron la llegada de sus gemelos. Pese a tratarse de una familia consolidada, los conflictos emocionales, existen y la infidelidad también…

 

«Puedes saborear la deshonestidad

Está en tu respiración mientras pasas con tanta arrogancia

Pero hasta eso es una prueba

Estoy constantemente al tanto de todo

Mi oreja solitaria

Presionada contra las paredes de tu mundo»

 

Se escucha en la primer estrofa de ‘Pray You Catch Me’, el primer sencillo del álbum “Limonade”, lanzado este año por Beyoncé. Todas las canciones de este disco aluden a una situación; se trata del descubrimiento de la infidelidad, cómo se busca negarla a toda costa y cómo, finalmente, intenta trascenderse.

 

Al salir el disco, millones de sus seguidores comenzaron a crear especulaciones. Mismas que fueron acrecentadas con la primer aparente respuesta por parte de Jay Z, que apareció en un remix de ‘All the Way Up’ en colaboración con Fat Joe y Remy Ma:

«Sabes que lo has conseguido cuando/ tu matrimonio vale millones/ limonada es una bebida muy popular, todavía lo es/ La supervivencia del más avispado».

 

Todos lo tenían claro: el rapero había engañado a la intérprete de ‘Halo’ y encima de todo, había respondido de esa manera. Sin embargo, hace unas semanas salió a la luz “4:44”, el nuevo álbum de Jay Z, que parece aclarar toda la situación.

 

«¿Tan difícil es para mí? Cuando lo sé en mi corazón. Te estoy fallando cada día. ¿Por qué sigo huyendo? Y si mis hijos supieran, no sabría qué hacer. Si ellos no me miran de la misma forma. Probablemente moriría lleno de vergüenza. ¿Que hiciste con quién? ¿Qué te aporta un ménage à trois cuando tienes a tu alma gemela?».

 

¿Por qué “4:44”?

 

Esta pareja tiene una extraña relación con este número, tanto así que ambos lo tienen tatuado en su dedo anular. Sus cumpleaños son el día 4 (Beyoncé en septiembre y él en diciembre) y se casaron un día cuatro. ‘4:44 es la manera explícita de dedicar este disco a su relación. Es una disculpa pública por la infidelidad del rapero.

*

 

Pero, ¿por qué hacer tan extensamente público este episodio personal?, ¿podría tratarse de una manera de adquirir los reflectores a costa de un drama romántico? Puede ser, o en cambio, puede tratarse de un ejercicio de liberación de ambos cantantes. No lo sabemos. Lo que es real es que este es el disco número 13 y que no es el único tema de este álbum; además de hacer hincapié respecto a la marginación que ha sufrido la raza negra a lo largo de los años, en ‘Smile’, el rapero habla sobre la homosexualidad de su madre:

 

«Mamá tuvo cuatro hijos, pero es lesbiana. Tuvo que pretender por tanto tiempo, que ya es toda una actriz. Tuvo que esconderse en el clóset, así que se medicaba. Las críticas de la sociedad y el dolor eran demasiado. Lloré de felicidad cuando te enamoraste… »

 

En mayo pasado, la revista Forbes confirmó que la fortuna del matrimonio asciende a los mil 160 millones de dólares. Entre el pop, el R&B, y el hip hop, este par de músicos y empresarios han levantado todo un emporio y una de las parejas más ricas del mundo.

¿Fueron “Lemonade” y “4:44” una estrategia de publicidad para ascender ceros a su cuenta?

 

Al final, resulta que el asunto de la infidelidad no es algo que nos rompa la cabeza. Esta pareja no cambiará la manera en que vemos las relaciones interpersonales ni el amor. No es tampoco un acto heroico ni una cuestión de valentía hablar públicamente sobre una traición. A lo más, nos recuerda que la fama y los millones, no diferencia los problemas comunes y corrientes de todos los días. 

Sabiendo la historia que existe detrás del disco, escucha las 10 canciones de “4:44” y valora si es necesario llegar al extremo de esta disculpa o desde un inicio mantener una relación comprometida…

**

Si quieres conocer más sobre música, no te pierdas a la banda que continúa escribiendo la historia del hip hop mexicano y descubre por qué los expertos de música sólo esperan un disco al año.




|CulturaColectiva

Déjanos Tu Comentarios

Close