Cazadores matan a casi 90 elefantes para robar sus colmillos

Cazadores matan a casi 90 elefantes para robar sus colmillos
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página




La Prensa

Gaborone, Botsuana Al menos 90 elefantes muertos, con los colmillos arrancados, fueron encontrados en las últimas semanas en Botsuana, en donde recientemente las autoridades desarmaron a las unidades encargadas de luchar contra los traficantes de marfil.

La ONG Elefantes sin fronteras y el ministerio de Fauna y Parques Nacionales del país recopilaron estas cifras tras realizar un recuento aéreo de la población paquidérmica de Botsuana.

“Comenzamos el recuento el 10 de julio y hasta ahora hemos contado 90 cadáveres de elefantes”, explicó a la AFP el responsable de la ONG, Mike Chase.

“Cada día encontramos cada vez más”.

Vea también: Australia acuña una moneda de oro de 1,8 millones de dólares”La mayoría fueron asesinados por balas de gran calibre”, continuó el defensor de faunas.

“Se trata del episodio más grave de caza furtiva en África que jamás haya conocido”, añadió.

Situado entre Zambia y Sudáfrica, Botsuana alberga la población africana más grande de elefantes en libertad, estimada en 2015 en 135,000 animales.

Botsuana, que se ha convertido en un paraíso para los aficionados de safaris de lujo, cuenta con una de las legislaciones más severas en materia de protección de fauna y medioambiente a nivel mundial.

Los “rangers” botsuanos estaban armados y autorizados a disparar a los cazadores furtivos.

Pero en mayo pasado, el gobierno del nuevo presidente Mokgweetsi Masisi, en función desde el mes anterior, ordenó desarmarlos.

Vea también:Insólito lugar en Shanghái para los amantes de los huevos y de las selfiesEl ministro de Turismo, Tshekedi Khama, que confirmó a la AFP la muerte reciente de decenas de paquidermos, rehusó dar más detalles, especialmente sobre las razones detrás del desarme de los “rangers”.

Según Mike Chase, los responsables de esta ola de caza ilegal vienen de países vecinos como Angola y Zambia.

“Han matado a tantos elefantes en esos países que casi han desparecido.

Ahora, los contrabandistas vienen a Botsuana”.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (Uicn) estima que el lucrativo tráfico de marfil es la causa de la caída en picada de la población de elefantes africanos, que en la última década ha disminuido de 415,000 a 111,000.




Déjanos Tu Comentarios

Close