Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Carta de una madre desesperada a su hija distraida

Carta de una madre desesperada a su hija distraida
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página




Esta es la carta de una madre que, desesperada por el comportamiento de su hija de 14 años, ha decidido hacer pública :

Carta de una madre

«Querida hija :

Hoy me levanté con el ánimo de escribirte esta carta que siempre te había dicho que te la iba a escribir.

Cuando hablé contigo el 14 de julio de este año, me di cuenta, o al menos me sentí así, de que no había valido la pena de pasarme mi única vida cuidándolo a ustedes.   Se que no todos los hijos son iguales, pero de ti nunca esperé esas palabras.

Me pregunté si yo había fallado en algo, pero yo misma me respondí : «NO».   Yo no podía ser más de lo que soy.

Me dijiste que no te importaba si yo te perdiera la confianza o no.  Me pregunté será verdad lo que está escuchando mis oidos ?.   A dónde se fue la niña dulce y cariñosa que yo tenía ?.  Será que ese fue el cambio hacia los 14 años de edad y pasó tan rápido ?.

De verdad que me gustó esa conversación contigo, asi te voy conociendo y preparándome mentalmente con todo lo que pueda pasar en el futuro.

Tu sabes, mi querida hija, que de mis hijos tú eres la que más energía me quitas.   Todo tengo que decírtelo, y te lo digo varias veces y es como que nada te importa.   Será por tu edad ?.  En verdad no lo sé, pero lo que si sé es que solamente quiero lo mejor para ti, y tengo mucho miedo de que te vayas por un camino equivocado y después quiera buscar un culpable y que ese culpable sea yo.   Por eso tomé la decisión de esta carta, para cuando vayas a tropezar y te caigas, entonces seas tú la responsable; la única responsable de tu futuro.

Te digo que estudies, y lo haces… pero lo haces cuando ya me duele la garganta de tanto decírtelo.    Me pregunto si dedicaras tantas o las mismas horas que usas mirando la TV, o con el celular viendo los videos de Youtube, y se los dedicaras a estudiar.  Pero el problema es que siempre dejas de último a tus estudios cuando eso debería ser lo primero, porque es la única herencia que te puedo dejar.   Es la única herencia que nunca se te va a olvidar y que siempre va a estar ahi hasta que sea una persona ya mayor de edad.

Pienso que tú puedes dar más y enfocarte en lo que realmente quieres, también pienso que lo que estás haciendo es una forma de rebeldía, y por eso no lo quieres hacer.   Pero talvez si alguien que no sea yo te lo dijera, entonces talvez tú lo hicieras.

Mi hija, tus logros y tus fracasos serán tuyos, así como las miserias y las riquezas que tú quisieras vivir.   Yo seguiré haciendo mi mejor trabajo para ayudarte, pero tú tendrás la última palabra.

Las madres siempre queremos lo mejor para nuestros hijos, y yo solamente quiero lo mejor para ti, porque voy a ser la única persona que estará ahi riéndome de tus triunfos o llorando contigo por tus fracasos.

Así  es que, mi princesa, tu vida es tuya.  Yo te la di, pero no puedo hacer más por ti.

Te deseo de todo corazón que llegues a ser una excelente profesional, que tengas un excelente trabajo y que seas feliz.   Si no lo consigues la única culpable va a ser tú misma.  No quiero reproches cuando ya tú seas adulta.

Te quiere, tu madre»

 

 




Déjanos Tu Comentarios

Close