Abuela adinerada finge ser indigente y pasa el día mendigando

Abuela adinerada finge ser indigente y pasa el día mendigando
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página




Una mujer de 79 años que pasa la mayor parte del tiempo mendigando en una estación de tren en Hangzhou, China, fue desenmascarada recientemente como una jubilada relativamente rica que vive en una casa de 5 pisos, y es propietaria de varias tiendas y propiedades de alquiler en la ciudad.

La historia de la mujer apareció en los titulares de las noticias nacionales la semana pasada, luego que el personal de la Estación Ferroviaria del Este de Hangzhou comenzara a transmitir un inusual mensaje en sus parlantes, advirtiendo a los transeúntes no caer en la historia de la abuela, porque no es lo que aparenta.

En un giro sorprendente de los acontecimientos, el hijo de la mujer declaró a los medios locales que su familia es considerablemente más rica que la familia promedio en China. Viven en una lujosa casa, poseen varias propiedades, algunas de las cuales alquilan a empresas locales, y él mismo administra una fábrica familiar. El hombre agregó que le dijo a su madre que dejara de mendigar varias veces, pero que ella se niega a escuchar.

“Le dije que está bien si a ella no le importa su reputación, pero a nosotros sí”, dijo el hijo. “Le sirvo comidas deliciosas todos los días, pero ella solo insiste en salir a mendigar. En términos de dinero, es mucho más rica que la mayoría de las personas aquí. Tiene ahorros en varios bancos de la zona”.

Al parecer, la mujer de 79 años comenzó vendiendo mapas en la estación de tren, pero la gerencia no desaprobó su pequeño negocio, así que comenzó a mendigar. La mujer llega allí todas las mañanas alrededor de las 10 am, y no sale hasta las 20 hs. Según algunas fuentes, gana unos 300 yuanes (USD 43) por día.

En un intento por disuadirla de salir a mendigar, su hijo distribuyó fotos de ella en las redes sociales y le dijo a la gente que no le diera dinero si la veían. Sin embargo, eso no funcionó muy bien, y ahora el personal ferroviario está tomando el asunto en sus propias manos, al advertir a las personas sobre ella a través de altavoces.

“Una anciana en la estación usa su edad para dar lástima. Su situación financiera familiar es bastante buena, así que, por favor, no caigan en la trampa”, advierte su anuncio.

La historia de la mujer ha provocado un acalorado debate online. Mientras que algunas personas la condenan por engañar a las personas más pobres para pedir dinero que realmente no necesita, otras afirman que su comportamiento debe estar motivado por la soledad y el aburrimiento, y culpan al hijo por no pasar suficiente tiempo con ella. Sin embargo, el hombre desestimó la acusación, diciendo que su madre vive con su familia, pero que es imposible para él vigilarla todo el tiempo, ya que necesita trabajar.




|Periodismo

Déjanos Tu Comentarios

Close