5 pasos para enamorarte como una mujer madura

5 pasos para enamorarte como una mujer madura
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página




Los años pasan y somos las mismas. Es un hecho irremediable.

Nadie madura por gusto sino hasta que se ve obligado a hacerlo. Hacerse cargo de sí mismo —en todas las acepciones posibles de la palabra— es sumamente complicado e incluso, doloroso. Sin embargo, es algo que en algún momento de la vida tenemos que hacer.

Pagar las cuentas, vivir solo, decidir desde qué comer hasta el trabajo donde se está, son señales de una independencia, pero no lo son todo. Existe otro tipo de madurez de la que pende nuestra verdadera libertad; la emocional. Puedes tener solvencia económica, pero si la emocional no existe es difícil que realmente seas una persona madura.

Enamorarte, llega a ser todo un lío teniendo la edad que se tenga. Por eso, si deseas saber cómo hacerlo de una manera madura, no es necesario que busques mucho, sólo se honesta contigo y sigue estos simples pasos:

1. Pregúntate si es lo que realmente quieres

Quizá ni siquiera lo quieras realmente. Probablemente eres como una liviana hoja en el viento, que se mueve según sea la corriente. Como crees que todos esperan que busques es enamorarte, tú misma has llegado a convencerte de que es lo que anhelas. Pero cuidado, podría ser un autoengaño; quizá las preguntas recurrentes de tu familia y amigos sobre tu novio inexistente te ha desesperado tanto que buscas tener a alguien a como de lugar. Piensas que se te “va a ir el tren” o que los años se están pasando y mil cosas más pero, detente un momento, ¿realmente es lo que quieres?

2. Quema los cuentos de princesas

Ya tienes algunos años de experiencia y hasta ahora, jamás has conocido al príncipe azul. Te consta que no vives en una torre y sabes bien que nadie va a venir a rescatarte en su blanco corcel cuando tengas algún problema. Ya va siendo hora de que aceptes la idea de que no vas a encontrar a alguien sin defectos —y que tú misma los tienes—. Acepta que las personas son como son y que quien elijas tendrá sus pros y sus contras, hechos con los que tendrás que lidiar.

3. Au revoir, Tinder

Bueno, ya decidiste que lo que buscas es enamorarte —no una relación fugaz ni algo de una noche—entonces, actúa en consecuencia. Si estás buscando algo sentimental, muy probablemente no lo vas a encontrar en Tinder ni en ninguna aplicación de “amor” express. Éstas pueden bien servirte si lo que quieres es divertirte y pasar un buen rato, pero no para formalizar. Aunque pienses que “muchas parejas estables se conocen así” lo cierto es que la gran mayoría sólo son citas ocasionales, no te engañes.

4. Los juegos quedaron en el colegio

Ya no tienes 16 como para jugar a la adolescente enamorada. Aunque eso era fantástico, el paso de los años te ha enseñado que las cosas son más sencillas de lo que parecen y que no tienes que mandar dobles señales cuando lo que quieres es totalmente claro. Ahora tendrías que saber que no puedes esperar estar con una persona madura, si tú no lo eres. Si quieres algo, dilo. Si no quieres algo, dilo. No puedes esperar que el otro entre en el juego de toma y quita y que, al mismo tiempo, sea una relación verdadera.

5. Igual y no pasa

Para enamorarse se no puede seguir un instructivo. No está en las manos de nadie. No puedes planear enamorarte ni mucho menos que se enamoren de ti. Aunque tengas toda la disposición puede que no sucede, al menos no ahora. ¿Y sabes qué? No pasa absolutamente nada. Ya es tiempo de que pierdas el miedo a sentir. Te podrás equivocar o podrás acertar, pero eso no lo sabrás al menos de que actúes.

**

Aunque estos pasos son simples e intuitivos, seguramente los tirarás por la basura el día que te enamores. Cuando eso pase —y pase de verdad— olvidarás tu edad, tu experiencia y tu madurez.

Sin embargo, también es cierto que aunque quieras, sabrás en el fondo que no puedes engañarte y seguir esperando las cosas que esperabas hace años. Parte de madurar es tener un criterio propio que va surgiendo conforme surgen las circunstancias. No te predispongas, sólo se honesta contigo misma y las cosas fluirán por sí solas.

*

Si quieres saber más sobre las emociones y la mente, conoce las 9 señales para reconocer a una persona hipócrita y descubre las 7 cosas que puedes hacer para dejar de perder el tiempo y enfocarte en lo que debes.




|CulturaColectiva

Déjanos Tu Comentarios

Close