10 razones para siempre comer la semilla del aguacate

10 razones para siempre comer la semilla del aguacate
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página




El aguacate es una de las frutas más deliciosas que existen, la cual tanto se puede comer como ensalada, como acompañante de la comida, o hasta solo con sal se puede comer.    Pero no tan solo nos sirve como deliciosa fuente de energía, sino que también nos sirve como fuente de antioxidantes y grasas naturales que ayudan a mantenernos sanos y a sentirnos mejor.

Semilla de Aguacate

Las semillas por otro lado contienen fibra y aminoácidos y ayudan a prevenir enfermedades cardíacas —y las semillas del aguacate son lo mejor de ambos mundos.

Aquí les traemos las 10 razones para siempre comer la semilla del aguacate e incluirlas en tu dieta diaria:

  1. El rayar, tostar y beber las semillas en té ayuda a control de el asma.
  2. Las semillas ayudan a bajar de peso ya que según algunos estudios reduce la glucosa en la sangre.
  3. Efecto rejuvenecedor: estudios han comprobado que incrementan la cantidad del colágeno de la piel, dándole una apariencia tersa y libre de arrugas.
  4. El flavonol que contienen las semillas previene el crecimiento de tumores.
  5. La semilla del aguacate es excelente para combatir la inflamación del tracto gastrointestinal así como la diarrea. En Sudamérica utilizan la semilla como un remedio para infecciones y problemas estomacales.
  6. El 70% de los aminoácidos del aguacate están en la semilla, su aceite reduce los niveles de colesterol y ayuda a defender al cuerpo de enfermedades cardiovasculares y paros cardiacos.
  7. Las propiedades antiinflamatorias de las semillas parecen ayudar a personas que sufren de artritis y otras enfermedades.
  8. Estudios han comprobado que las semillas de aguacate tienen más fibra soluble que cualquier otro alimento.
  9. Fortalecen el sistema inmunológico y ayudan a prevenir enfermedades debilitantes y sus antioxidantes retardan el proceso de envejecimiento.
  10. Contienen compuestos fenólicos que previenen ulceras intestinales e infecciones virales y bacterianas.

El aguacate es el perfecto ejemplo de una fruta que nos gusta comer y sin embargo desechamos la parte más saludable: su semilla. ¿Para qué desperdiciar su semilla si podemos comerla? Sea por salud o vanidad consumir el 100% de un aguacate es lo más responsable que podemos hacer para mantener nuestros cuerpos y mentes alineados mientras aprovechamos al máximo todo lo que nos brinda la naturaleza.

¿Cómo podemos consumirla ?

La semilla del aguacate tiene un sabor amargo y astringente, debido a sus propiedades medicinales. Para consumirla le quitaremos la capa fina de piel marrón, la rallaremos y, opcionalmente, la tostaremos a fuego bajo. Veremos que adquiere un color rojizo. Con esta ralladura podemos:

  • Preparar una infusión, hirviéndola durante 10 minutos y dejándola reposar otros 5 minutos, para ir tomándola a lo largo del día
  • Usarla como guarnición en ensaladas, sopas, guisos, platos de arroz o pasta, etc
  • Si la tostamos bastante podemos después pulverizarla con la ayuda de un molinillo de café, y conservarla así en polvo.

Advertencia: El abuso de la semilla de aguacate puede provocar estreñimiento debido a su alto contenido en taninos.

QUIZAS TE INTERESE ESTE TEMA : El vino tinto y el ajo pueden curar hasta 100 enfermedades

¿Cómo nos la aplicamos?

Para el uso tópico de las semillas procederemos de la siguiente manera:

  • Las machacaremos y las mezclaremos con alcohol, dejando macerar el preparado durante al menos una semana. Usaremos este alcohol para realizar masajes y fricciones, por ejemplo en el caso de dolores articulares o musculares. En el caso de migrañas masajearemos suavemente las sienes y las cervicales.
  • Con el polvo de la semilla podemos preparar emplastos para aplicar en granos y forúnculos, haciendo así que se sequen con rapidez. Mezclaremos el polvo con un poquito de agua caliente, para crear una pasta, la cual meteremos entre dos capas de gasa que aplicaremos en la piel durante 5 o 10 minutos hasta que notemos que se seca. Podemos repetirlo cada día hasta notar mejoría.
  • Para un cabello brillante y para combatir la caspa: Rayaremos la semilla pero la usaremos en crudo, sin tostar. La mezclaremos con aceite de ricino y la dejaremos macerar un día. Después la usaremos para friccionar el cuero cabelludo. Cubriremos la cabeza con una toalla o film, dejaremos actuar una hora y lavaremos bien el cabello. No recomendamos este tratamiento en cabellos muy grasos.
  • El polvo de la semilla también lo podemos usar directamente para exfoliar y tonificar la piel.




Déjanos Tu Comentarios

Close