10 cosas que no sabias de Don Ramón

10 cosas que no sabias de Don Ramón
Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página




Todos los seguidores de “El Chavo del 8” sostienen que cuando se fueron de la vecindad Quico y Don Ramón, la serie no volvió a ser la misma. Se perdió esa chispa, ese humor fabuloso que hizo del programa el más visto de su época.
don-ramon
Ramón Valdés Castillo nació un 2 de septiembre del 1923 en México , D.F. y murió un 9 de agosto del 1988, también en México, D.F.  Fue un actor y humorista mexicano. El origen de su carrera se remonta a la Época de Oro del Cine Mexicano, al lado de sus hermanos Germán Valdés Tin Tán, Manuel “El Loco” Valdés y Antonio Valdés Castillo. Se hizo famoso por sus actuaciones en la serie televisiva El Chavo del Ocho, interpretando el papel de Don Ramón, además de aparecer también de forma esporádica en las series El Chapulín Colorado y Chespirito.

Chespirito y los años de fama

El guionista y actor Roberto Gómez Bolaños Chespirito, que había trabajado con Viruta y Capulina, se encontraba armando el elenco de un nuevo programa de televisión. Como era admirador de Valdés, le llamó para que se integrara al elenco.

Así, en 1968 empieza a trabajar en la serie Los Supergenios de la Mesa Cuadrada, junto con Rubén Aguirre y María Antonieta de las Nieves. En 1972 ese programa se transformó en Chespirito, que duró hasta 1973 en su primera versión emitida.

En 1971, Valdés, que había entablado amistad con “Chespirito”, pasó a formar parte de la comedia El Chavo del Ocho, dirigida por Gómez Bolaños, donde encarnó el papel de don Ramón, un habitante de la vecindad caracterizado por su holgazanería y exagerada vagancia; pero en especial por su eterna confrontación con el señor Barriga y doña Florinda, aunque en el fondo era un personaje de gran corazón y ternura. Gómez Bolaños le ofreció el personaje pensando que era el actor ideal para darle vida, ya que su idea era que Valdés actuara como acostumbraba a ser en su vida cotidiana o como le especificó Gómez Bolaños “sé tú mismo”, con lo que su popularidad se consolidó y creció a dimensiones que nunca consiguió en otros proyectos.

Don Ramón tenía una hija (La Chilindrina, interpretada por María Antonieta de las Nieves), una vecina enamorada de él (Doña Cleotilde, interpretada por Angelines Fernández) y otra vecina que siempre terminaba abofeteándolo por lo general sin tener este culpa alguna (doña Florinda, interpretada por Florinda Meza) por defender a su hijo Quico (interpretado por Carlos Villagrán).

En 1973 comenzó El Chapulín Colorado, una comedia también dirigida por Gómez Bolaños. En ella realizó las interpretaciones de “Súper Sam”, el “Rasca Buches”, “Pirata Alma Negra”, “Tripa Seca” y el “Peterete” (en este último, haciendo comparsa con el “Chómpiras”). Así, con los programas en los que participó bajo la dirección de Roberto Gómez Bolaños, Valdés experimentaba lo que nunca antes había sentido: el reconocimiento y protagonismo que nunca tuvo junto a su hermano “Tin Tan”.

Polémica salida de Ramón Valdés

A pesar de la fama y el reconocimiento, en 1979 renunció a los dos programas de Chespirito. Algunos rumores indican que esto fue producto de desacuerdos surgidos debido al salario, mientras otros afirman que las diferencias personales entre sus compañeros de trabajo se hacían cada vez más fuertes y eventualmente conllevaron a una separación definitiva. En una entrevista, Esteban Valdés, hijo del actor, declaró que la salida de su padre se debió a que Florinda Meza ― pareja de Gómez Bolaños ― quería tener el control absoluto sobre el programa. Esta situación habría causado incomodidad a Valdés, que prefería recibir órdenes únicamente de Gómez Bolaños, a quien le debía su fama. Su dimisión siguió a la de Carlos Villagrán, ocurrida a fines de 1978. Valdés solo llegó a filmar 12 episodios del Chavo del Ocho y 10 del Chapulín Colorado en la temporada de 1979 (alrededor de tres meses), para luego dedicarse a otros proyectos personales.

Dos años después, en 1981, Valdés regresó durante un año con Gómez Bolaños, actuando en el programa Chespirito. Valdés volvería interpretar a don Ramón en El Chavo, y a antiguos y nuevos personajes en diferentes sketches, excepto el de “Peterete”, pues el nuevo compañero del Chómpiras en “Los Caquitos” sería el “Botija”, interpretado por Édgar Vivar. Permanecería desde marzo hasta noviembre de 1981.

En 1982, alejado definitivamente de Chespirito, acompañó a Villagrán en su proyecto propio en Venezuela. La comedia Federrico se realizaría allí, producida y transmitida por RCTV; Valdés actuaría como “don Moncho”. Debido a la baja audiencia, solo participó en la primera temporada del programa, y retornó nuevamente a México.

En 1987 regresó a la televisión con su ex-compañero de programa Carlos Villagrán en “¡Ah, qué Kiko!”. Su salud deteriorada no le permitía seguir actuando así que dejó el programa.

Enfermedad y muerte

Valdés tenía una adicción fuerte al tabaco y solía fumar incluso durante la filmación de los diferentes programas de Chespirito, lo que le causó cáncer de estómago, que le fue detectado a inicios de los años 80. Alrededor de 1985, fue sometido a una cirugía del estómago para reducirlo a la tercera parte; sin embargo, el cáncer había hecho metástasis en su médula espinal. Por ese motivo, médicamente fue desahuciado y recibió solo ciertos cuidados paliativos en los siguientes tres años de su vida.

Aún con el peso de la enfermedad, siguió haciendo giras con su circo, entreteniendo a los niños, quienes sentían apego por él. Perú sería el último país que visitaría fuera de México, pues allí sentiría el empeoramiento de su enfermedad, lo que lo obligaría a retornar. Su tarea con su circo y el programa de comedia “¡Ah qué Kiko!” quedaría inconclusa debido a ese mal. Todo esto ocurrió en 1987.

Su agonía se sentía entre sus más allegados, entre ellos sus compañeros de las series de Chespirito, Angelines Fernández, Carlos Villagrán, Edgar Vivar y Rubén Aguirre. Después de dos semanas de quedar sedado para evitar el dolor, fallece el 9 de agosto de1988 a los 64 años de edad.

Su funeral fue igualmente modesto pero recordado, de modo que algunos de sus compañeros se apresuraron en terminar sus giras para poder acompañar a la familia en las exequias correspondientes. Así mismo algunos de los actores que compartieron escenario con él dieron el pésame a la familia respetuosamente puesto que fue para muchos una persona querida debido tanto a su personalidad fuera de cámaras como por sus personajes.

Entre quienes dieron el pésame fueron algunos de sus compañeros como Carlos Villagrán, Édgar Vivar, Rubén Aguirre, Horacio Gómez y Angelines Fernández. María Antonieta de las Nieves quien tampoco asistió fue una de las más afectadas y lamentó mucho no haber estado con él en sus últimos momentos de vida, ya que se encontraba con su circo en Perú. A pesar de todo, Chespirito no asistió al responso funerario, cosa que, según él, le pesó mucho.

Otro dato importante sobre Don Ramón es que ha sido el personaje al cual más modificaciones se le ha hecho a su figura,  por personas que lo siguen admirando a nivel mundial.

QUIZAS TE INTERESE ESTE TEMA : Estudio revela cuánto dinero le debía ‘Don Ramón’ al ‘señor Barriga’

A continuación te mostramos 10 cosas que no sabías de Don Ramón, ciertas cosas de este gran actor mexicano que no ha sido reconocido en su magnitud e importancia en el mundo artístico de toda Latinoamérica.

 images1.- Ramón provenía de una de las familias más destacadas del mundo artístico mexicano: Los Valdés. Su hermano Germán fue conocido en la época dorada del cine mexicano como “Tin Tan”, mientras Manuel “El Loco” y Antonio “El Ratón” le siguieron los pasos.
2.- Aunque se le conoce con el papel de “ Don Ramón” o “Ron Damón” –como diría El Chavo–, Ramón Valdés actuó en más de 50 películas, muchas de ellas con los más grandes actores del cine mexicano como Pedro Infante y Mario Moreno Cantinflas.
images (10)3.- A pesar de que en el programa siempre lo tildaban de feo, al punto que lo llamaban “chimpancé reumático”, Ramón Valdés fue un eterno galán. Después del cigarrillo, su vicio eran las mujeres, dijo alguna vez. Se casó en tres oportunidades y llegó a tener 10 hijos.
4.- Algunas frases que popularizó en el programa y que nunca estaban en los libretos, fueron: “¿Ma’ pos ora?”, “No te doy otra nomás porque…”, “¿Que pasó, que pasó?, ¡vamos ay!”, “Si serás, si serás…”, “Con permisito dijo Monchito y se fue a tomar un cafecito”.
images (4)5.- Fue el único del elenco del programa que nunca necesitó un vestuario especial para su personaje. Tal como llegaba vestido se iba del set con su clásico jean, su gorrita celeste y una camiseta.
6.- Emilio “el Tigre” Azcárraga, dueño de la cadena Televisa dio una orden de que en ninguna de sus producciones se viera a gente fumando bajo amenaza de despido inmediato. La orden se cumplió con todos, menos con Ramón con quien el empresario tenía una gran amistad y sentía admiración.
images (5)7.- En 1979 renunció al programa de Chespirito debido a los nuevos manejos que tenía en la producción Florinda Meza, pareja de Roberto Gómez Bolaños, y que provocó también la salida del show de Carlos Villagrán.
8.- Su última gira de trabajo la realizó en Perú en 1987, en la que aprovechó para grabar una publicidad para los populares turrones “San José”. María Antonieta de las Nieves, la popular “Chilindrina”, aseguró recientemente que lo vio en Lima en ese tiempo y nunca imaginó que moriría poco después.
images (6)9.- Muchos creen que Don Ramón murió de cáncer al pulmón, pero lo cierto es que la enfermedad primero la tuvo en el estómago y luego pasó a la médula espinal.
10.- Durante su funeral, Angelines Fernández, la popular “Bruja del 71” fue la única que estuvo dos horas de pie junto a su ataúd exclamando “Mi rorro, mi rorro”.
|El Intransigente




Déjanos Tu Comentarios

Close